sábado, 31 de enero de 2009

En defensa de los albinos

Hace unos días encontré en un periódico (prefiero no decir el nombre de la publicación) una nota de lo más interesante: MUEREN DOS A MANOS ROSADAS. Bueno, está bien, no era interesante en sí, era morbosa, lo acepto. De cualquier manera la nota exaltaba las MANOS ROSADAS, lo cual me pareció una estrategia de mercado muy cuestionable, incluso para esa publicación amarillista. Aun cuando uno esta acostumbrado a ver titulares de camioneros asesinos, choques “de película” y demás sucesos reinterpretados, ponerle el mote de asesino a una minoría tan minoritaria como los albinos, me parece de lo más bajo.
Al leer la nota, descubrí que el asesinato había sido premeditado y el “muertito” tenía escrito “imbécil” por toda la cara. Aparentemente, el “afectante (sic)“ perforó el depósito del aceite al automóvil de uno de los “afectados”, cuyo nombre se reservó el periodista, y pudo seguir a la pareja desde un tal “Puente de piedra” al norte de la ciudad hasta la casa de la señorita primero, y a la del conductor en segundo lugar.
El criminal declara “Nunca me sentí tan ofendido.[...] Ese idiota no nada más me agredió pidiéndome que cuidara su coche, sino que me tachó de imbécil por albino y, encima de todo, el muy cabrón se espantó cuando me acerqué a exigir una disculpa” Parece que le darán de 15 a 20 años y una jugosa paga por los derechos de la historia que Televicine quiere llevar a la pantalla grande con Lucía Méndez, Saúl Lizaso y Héctor Bonilla como “El Albino”. La música estará a cargo de Diego Verdaguer, Amanda Miguel y José José con “El triste“.

No hay comentarios: